Calle de la Ordana 8, 03550 San Juan, Alicante 965 651 523
Estética dental
Los implantes cigomáticos ofrecen una solución para los pacientes que desean implantes dentales, pero que tienen una pérdida ósea severa en la mandíbula superior. Hay pacientes que necesitan implantes dentales, pero no son candidatos aptos para los implantes convencionales debido a la falta de volumen óseo en la mandíbula superior.

En estos casos los implantes cigomáticos pueden ser una solución eficaz ya que evitan la necesidad de un injerto óseo. Se colocan en el hueso cigomático (pómulo) para brindar apoyo a las piezas dentales de reposición. Vamos a ver en qué consiste este tipo de implante y en qué casos resultan recomendables.

Implantes cigomáticos: ¿Qué son?

Los implantes cigomáticos se anclan en el hueso cigomático (en la zona del pómulo o de la mejilla). Donde el hueso es más denso que el maxilar superior. Esta base sólida para el soporte de los implantes distribuye la tensión en un área amplia y permite la colocación inmediata exitosa de implantes dentales en el momento de la cirugía.

Estos implantes han estado en uso desde finales de la década de 1980 y tienen una larga historia de éxito. Los implantes cigomáticos se han utilizado para la rehabilitación dental en pacientes con hueso insuficiente en la parte posterior del maxilar superior secundaria por una serie de condiciones. Por ejemplo, aumento de la pérdida ósea con la edad avanzada. En pacientes que han perdido dientes o han usado dentaduras postizas desde una edad temprana, después de la resección de tumores, traumatismos o reabsorción ósea grave por atrofia.

Los implantes cigomáticos brindan una alternativa a los procedimientos de injerto óseo en la mandíbula superior y son implantes dentales que atraviesan el área pobre de la mandíbula superior para anclarse en la parte inferior de los pómulos a través de los senos paranasales. Estos implantes se insertan en la sección posterior. Desde el interior de la boca y se pueden combinar con uno o más implantes regulares (en forma de raíz) en la parte frontal de la mandíbula.

¿Cómo se colocan?

Es un procedimiento que debe realizar un especialista, generalmente cirujano maxilofacial. Se hace con anestesia local o sedación y se realiza de forma ambulatoria.

Dependiendo de las necesidades del paciente. Se colocan 2 (uno a cada lado) o 4 (2 a cada lado) implantes para soportar puentes dentales completos o parciales. El procedimiento es seguro y sencillo cuando es realizado por cirujanos especialistas con experiencia en la técnica y suele durar menos de una hora.

En muchas ocasiones en ese mismo día se podrá colocar la prótesis dental provisional que dará lugar a una definitiva 2 o 3 meses después. Es una intervención con un postoperatorio con pocas molestias y una pequeña inflamación que desaparece tras tres o cuatro días.

Los implantes cigomáticos hacen que el paciente recobre



Casos en los que se usan los implantes cigomáticos

Los implantes cigomáticos son un tratamiento fiable y válido para pacientes con mandíbulas superiores gravemente reabsorbidas y que han sufrido una pérdida parcial o total del hueso maxilar. A estos pacientes a menudo se les ha dicho que no pueden someterse a tratamientos con implantes porque no queda suficiente hueso en su mandíbula. Sin embargo, esta técnica novedosa puede hacer posible que incluso este tipo de pacientes pueda acceder a la solución que los implantes ofrecen para la pérdida de piezas dentales.

En casos más severos (pérdida avanzada de volumen óseo), se pueden colocar dos implantes cigomáticos (o cigoma cuádruple) a cada lado de la mandíbula superior para soportar un conjunto superior completo de dientes de reemplazo. Este tratamiento también se utiliza para la rehabilitación dental de pacientes con paladar hendido.

Resultados de usar implantes cigomáticos

Los implantes cigomáticos permiten a los pacientes recuperar la confianza en sí mismos a través de una mejor apariencia y estética de la sonrisa; también aseguran un retorno al disfrute de las salidas e interacciones sociales ya que permiten comer de forma natural sin problemas. Los pacientes suelen describir la experiencia como si hubieran recuperado su dentadura natural. La principal ventaja de esta técnica es que rara vez se necesita un injerto óseo. Pueden dar solución efectiva incluso a aquellos pacientes a los que se les ha dicho que el tratamiento con implantes no es posible por medios convencionales.

Los tratamientos con implantes cigomáticos son extremadamente exitosos, particularmente cuando se considera cómo ha evolucionado la tecnología de implantes dentales en los últimos veinte años. Hay que tener en cuenta que el éxito de todos los tratamientos con implantes dentales depende de la salud general del paciente y de su capacidad para continuar con el mantenimiento regular. Para mantener la funcionalidad, los pacientes deben cuidar su implante cepillándose y usando hilo dental al menos dos veces al día para mantener limpios tanto los implantes como las piezas dentales.

También se recomiendan citas regulares con un higienista dental para limpiar áreas que no se pueden alcanzar con un cepillo de dientes normal. Si los pacientes siguen los consejos y las pautas de su dentista, los implantes cigomáticos pueden durar toda la vida.

Clínica Dental Javier Arroyo, te asesoramos

Si tienes alguna duda sobre qué tipo de tratamiento se ajusta mejor a tu caso no dudes en consultarnos. En la Clínica Dental Javier Arroyo estaremos encantados de asesorarte y estudiar tu caso para ofrecerte la mejor solución.
0

Clínica Dental Javier Arroyo & Fernando Hernández