Estética dental, Tratamientos

Tipos de fractura dental y tratamientos

Una fractura dental generalmente ocurre debido a lesiones traumáticas en los dientes y las estructuras orales. Las características clínicas predominantes son la sensibilidad y el dolor en los dientes fracturados. Las fracturas dentales que involucran la pulpa pueden desarrollar una lesión periapical, que requiere examen radiológico. El tratamiento de las fracturas dentales incluye la restauración del diente fracturado o el tratamiento del conducto radicular en dientes fracturados con lesiones periapicales. Vamos a revisar aquí las características principales de las fracturas dentales y su tratamiento siempre a cargo de dentistas profesionales cualificados.

Qué es una fractura dental

Las fracturas dentales ocurren predominantemente en niños y jóvenes, aunque no representan un porcentaje elevado en el conjunto de las lesiones dentales traumáticas, sí pueden resultar peligrosas para la salud del paciente si no se tratan adecuadamente. El manejo de la fractura dental requiere un diagnóstico preciso, planificación del tratamiento y seguimientos periódicos.

Las fracturas dentales afectan principalmente a los dientes frontales del maxilar superior debido a su posición en la cavidad oral. Las causas más comunes son las actividades deportivas, los accidentes de tránsito o, con menor incidencia, la violencia física. Dependiendo de la intensidad del evento, el diente puede astillarse, dislocarse parcial o totalmente, o incluso salirse de la cavidad bucal. Las fracturas dentales requieren un tratamiento rápido para restaurar su función y estética.

Las lesiones dentales traumáticas son causadas por un impacto directo o indirecto. La gravedad del daño resulta de la energía, la dirección y la forma del objeto que impacta y la respuesta de los tejidos que rodean el diente. Las caídas son la etiología más común de los traumatismos dentales y representan hasta el 65 % de los casos, seguidas de las lesiones deportivas, los accidentes ciclistas y los accidentes automovilísticos. La caries dental es un factor predisponente para la fractura de los dientes incluso después del más mínimo traumatismo. Los pacientes con incompetencia labial tienen muchas más probabilidades de sufrir lesiones traumáticas en los incisivos superiores.

Existen 3 tipos de fractura dental

El primer tipo de fractura 

Se llama fractura supragingival oblicua y ​​se encuentra por encima de las encías. La buena noticia es que este tipo de fractura generalmente no afecta los nervios. El dolor desaparece pronto, aunque el área expuesta del diente podría seguir dando dolor, suele resultar fácil de reparar para un dentista.

El segundo tipo de fractura

Ocurre muy por debajo de la línea de las encías. Se llama fractura subgingival oblicua. En este caso, el diente fracturado continúa causando un dolor importante hasta que lo extraen. Esto se debe a que el diente fracturado normalmente permanece alojado en las encías después de que se rompe.

Esta fractura varía en gravedad dependiendo de lo lejos que haya pasado la línea de las encías. Si se aloja profundamente en la línea de las encías, puede ser imposible salvar el diente. Sin embargo, la fisura puede estar presente durante mucho tiempo antes de que comience a sentirse dolor. Por ello, se recomiendan revisiones periódicas con nuestro dentista.

Soluciones y tratamientos para las fracturas dentales


El tercer tipo de fractura dental

Fractura radicular oblicua. Esta fractura no involucra una corona dental. Casi siempre se encuentra debajo de las encías, particularmente debajo del hueso. Si está cerca de la corona del diente se puede intentar salvar la pieza dental con una endodoncia, sin embargo, no siempre será una posibilidad exitosa. La pieza dental afectada puede perderse más tarde debido al absceso del hueso.

¿Cómo saber si tengo una fractura dental?

Los dientes con fisuras no siempre presentan síntomas evidentes. Generalmente los síntomas principales pueden presentar:
  • Dolor intermitente, particularmente al masticar.
  • Mostrar alta sensibilidad a los cambios de temperatura o con el consumo de alimentos dulces.
  • Presentan cierta hinchazón alrededor de la pieza dental afectada.
  • Se siente dolor o molestia al morder y durante la masticación.
Para una evaluación adecuada de los síntomas es importante acudir a nuestro dentista de confianza. Este profesional conocerá nuestra historial dental y condiciones particulares e inspeccionará los dientes en busca de líneas de grietas o examinará las encías en busca de inflamación.

En algunos casos podrá ser necesario tomar una radiografía para poder ver las fracturas. También se puede recurrir a una exploración en 3D denominada tomografía computarizada de haz cónico.

Tratamientos para el diente fracturado

El objetivo de los tratamientos para las fracturas dentales es proteger el diente y la pulpa interna. El tratamiento dependerá del nivel de daño causado en la pieza dental. Las opciones pueden ser:

  1. Corona: se coloca una cobertura específica sobre el diente.
  2. Carilla dental: se utiliza una cubierta delgada sobre una pequeña superficie astillada.
  3. Conducto radicular: puede ser necesario para daños severos a la pulpa. Un tratamiento de conducto elimina la pulpa dañada y coloca un nuevo relleno en el diente.
  4. Extracción del diente: se puede extraer el diente si la fisura va por debajo de la línea de las encías. En algunas fracturas puede ser suficiente con la eliminación de la porción fracturada.

Clínica Dental Javier Arroyo

En cualquier caso, siempre se deberá acudir a dentistas profesionales que nos van a aconsejar sobre el procedimiento más adecuado para cada problema. Si necesitas evaluar una posible fractura dental o tienes algún síntoma que te preocupe sobre tu salud bucal no dudes en consultarnos. Estamos a tu disposición para ayudarte a resolver, cuidar y prevenir cualquier posible problema en tu sonrisa.

Autor


Avatar