Calle de la Ordana 8, 03550 San Juan, Alicante 965 651 523
Higiene dental


Si nos damos cuenta de que estamos ocultando la sonrisa debido a las manchas en los dientes; lo primero que tenemos que saber es que hay formas de deshacerse de esas manchas para siempre. Todos tenemos claro lo positivo que resulta esforzarse por llevar un estilo de vida saludable; y sentirse bien con la propia imagen es una parte importante de ese empeño. Con la ayuda de nuestro dentista podemos evitar que esas manchas molestas nos impidan expresarnos y mostrarnos como somos del modo espontaneo que queremos.

La decoloración o la tinción de los dientes, es la aparición de un color, una translucidez y un tono anormales en las piezas dentales. La decoloración externa del diente es simplemente una acumulación de manchas en su superficie. Cuando se tiene una decoloración interna en los dientes, es el resultado de la absorción de partículas de pigmento en la estructura del diente. Hay una serie de razones por las que los dientes no tienen su característico color blanco perlado, pero hay esencialmente tres formas principales de decoloración de los dientes.

Conoce los tipos de manchas en los dientes

Los profesionales dentales han identificado tres categorías principales de decoloración de los dientes:
Manchas de dientes extrínsecas: es una mancha en la superficie del diente. Ocurre cuando algunas partículas como, por ejemplo, los residuos de alimentos o bebidas, se acumulan en la capa proteínica que tenemos sobre el esmalte dental. También suelen ser causadas por el consumo de tabaco o por bebidas como el café, té, vino o refrescos de cola de modo abundante y con regularidad. Es un tipo de mancha dental que se controla bien con la limpieza dental regular y con las pastas de dientes blanqueadoras que pude aplicar nuestro dentista.

Manchas dentales intrínsecas: la mancha se encuentra debajo de la superficie dental. Este caso aparece cuando las partículas causantes logran atravesar la capa más exterior y se van acumulando dentro del esmalte dental. Una mancha de este tipo suele requerir tratamientos específicos de blanqueamiento profesional por parte de nuestro dentista.

Manchas dentales relacionadas con la edad: aparece como resultado de una decoloración de los dientes de ambos tipos intrínseca y extrínseca. Esto es causado porque el tejido constitutivo de los dientes, la dentina, se va tornando amarillento de un modo natural con el paso del tiempo. Es un proceso en el que el esmalte que recubre el diente se va haciendo más delgado, permitiendo que se vea la dentina. Si a estas condiciones intrínsecas de decoloración se le añaden otras causas extrínsecas, como los ya comentados efectos de ciertos alimentos y bebidas o el tabaco, se entiende que buena parte de los dientes de las personas adultas se vayan decolorando con la edad.

manchas en los dientes

Manchas blancas en los dientes

Técnicamente se las suele conocer como lesiones de manchas blancas; y se trata de un signo de deterioro temprano de los dientes. Las lesiones de manchas blancas pueden deberse a fluorosis dental, que ocurre por una sobre exposición de fluoruro en los dientes. Es algo que suele darse más en la niñez, antes de que los dientes atraviesen la superficie de las encías.

La hipoplasia del esmalte es otro problema que puede darse mientras los dientes aún se están desarrollando y tiene como consecuencia una capa de esmalte más delgada. Este esmalte reducido es más propicio a manchas blancas y surcos en la superficie externa del diente. También las manchas blancas pueden ser un efecto de la desmineralización de los dientes, que se produce de forma natural con el tiempo, pero que también se ve favorecida cuando las bacterias aumentan en la boca. Los alimentos azucarados y ácidos pueden provocar una desmineralización más rápida del esmalte de los dientes, lo que da lugar a manchas blancas.
Son manchas tratables por un dentista y se pueden revertir con el cuidado profesional adecuado.


Manchas marrones en los dientes

Son varias las posibles causas de este tipo de manchas en los dientes.
Caries: A veces, las manchas marrones pueden ser un signo de caries dental, que se desarrolla por comer un exceso de alimentos y bebidas azucaradas. Estos alimentos y bebidas crean placa que se adhiere a la superficie del diente y lo daña con el tiempo. Y si no se cepillan los dientes dos veces al día y se limpia entre los dientes a diario, la placa puede quedarse en el diente, destruir el esmalte y volverlo marrón.
Tartar: Se usa este término cuando la placa se acumula en los dientes, se endurece y se convierte en una sustancia llamada sarro, que a menudo es de color amarillo o marrón. El sarro a menudo aparece a lo largo de la línea de las encías y entre los dientes.
Ciertas afecciones médicas, incluida la enfermedad celíaca o algunos tratamientos médicos incluido el antibiótico tetraciclina.
Si los dientes muestran manchas marrones, hay que acudir a nuestro dentista para un chequeo. Cuanto antes encuentre la causa, mejor será el resultado.


Manchas negras en los dientes

Incluso si nos cepillamos y usamos hilo dental diligentemente, aún pueden aparecer manchas en los dientes. Si bien algunos tipos de decoloración no son motivo de preocupación, un punto negro u oscuro puede indicar un problema más grave, como la caries dental. Este tipo de manchas deben ser motivo más que suficiente para acudir a nuestro dentista sin tardanza alguna.


Soluciones para las manchas dentales

Sabemos lo incómodas y perjudiciales que pueden llegar a ser las manchas en los dientes, tanto para la salud de nuestra boca cómo estéticamente. Por eso desde la Clínica dental  Javier Arroyo te ofrecemos cualquier tipo de servicio higiénico dental para solucionar los problemas de manchas en tus dientes. Para más información no dudes en contactar con nosotros.




0

Estética dental
Te acabas de realizar un blanqueamiento dental y ya te estás preguntando ¿cómo mantengo mis dientes blancos para continuar teniendo una mejor estética dental? ¡Estás de suerte! En este post te aconsejaremos sobre cómo conservarlos blancos y brillantes, a partir del tratamiento. Fundamentalmente, el brillo de tu sonrisa durará más o durará menos según los alimentación que lleves. Unas comidas manchan más que otras. Está terminantemente prohibido fumar. Si fumas debes saber que tu cuidado ha de ser más exhaustivo puesto que los cigarrillos crean una coloración más compleja, fastidiando su estética dental.

¿Qué consejos debo seguir para mantener mi sonrisa brillante?

Vamos a echar un vistazo a lo que tienes permitido y lo que debes evitar:

Bebidas Permitidas Agua Mineral Vino blanco Cerveza blanca Té claro Gaseosas incoloras

Carnes Permitidas Carnes blancas Aves pescados cerdos
Vegetales Permitidos Repollos blancos Lechuga Cebolla Patatas Arroz
Salsas Permitidas Salsa blanca Queso blanco Mayonesa Crema de leche
Frutas Permitidas Manzana Pera Melón Plátanos
Bebidas Prohibidas Café/Té negro Vino rosado/tinto Gaseosas con colorante Cerveza negra
Carnes Prohibidas Carnes rojas muy jugosas
Vegetales Prohibidos Tomate crudo en salsa, zanahoria Remolacha
Salsas Prohibidas Ketchup, mostaza, salsa de soja
Frutas Prohibidas Uvas negras, naranjas, frutos rojos, ciruelas

*Es permitido el consumo de cualquier tipo de pasta.

blanqueamiento dental

Pautas de higiene bucal para mantener el blanqueamiento dental

Para poder continuar teniendo el blanqueamiento dental intacto hay que realizar unas cuantas pautas de higiene bucal; mínimo cepillado de dientes tres veces al día por cada comida que se haga. Te damos unos consejos para que tu limpieza sea excelente:

  1. Enjuagarse con agua previamente a la limpieza. Esto ayuda a quitar la comida sobrante visible.
  2. Elección de pasta de dientes. Hay que eludir la combatividad a nuestra dentición por ello es recomendado escoger una pasta de dientes sensibles. Importante renovar el cepillo cada tres meses.
  3. Tener un buen método de cepillado es primordial. Esto es requerido porque siguiendo un orden continuo elude que nos dejemos por error alguna zona sin cepillar. Hay que realizar unos pequeños recorridos circulares en cada diente y nunca ignores tu lengua, limpiarla con avidez con el fin de evitar sufrir halitosis. La halitosis aparece cuando existe una lámina establecida en nuestra lengua, para su eliminación se debe de limpiar todos los días
  4. El uso del enjuague bucal. Los antisépticos favorecen a las encías a estar mucho más sanas además de prevenir la lámina dental y robustece el esmalte.
  5. El famoso hilo dental. Es aconsejable que después del cepillado utilices hilo dental puesto que es experto en limpiar los restos de entre tus dientes aparte de impedir la caries.
  6. La visita al dentista ha de ser frecuente. Si se realiza la visita diaria a nuestra clínica dental podemos prevenir cualquier deterioro desde un inicio, de manera que si tiene la aparición de cualquier problema grave se podrá dar con una solución lo más rápido posible.

 

Existen dos alimentos que nos pueden servir de “truquitos” para seguir manteniendo el blanqueamiento dental en un perfecto estado. Se tratan de la zanahoria y el apio. Las zanahorias poseen una abundante dosis de agua, la cual es aconsejable porque además de ser saludable y ser rica en potasio y fortificante para una mente agotada. Es el alimento que higieniza los dientes al mismo tiempo que ser masticada. El apio, además de contener mucha fibra y antioxidantes, disminuye el desdoro e incrementa el salivar haciendo que elimines cualquier porción de comida en la dentadura. Esto quiere decir que si deseamos tomar café no hay porque hacer un drama. Por ejemplo. el café helado tiende a manchar muchísimo menos, ya que es la alta temperatura lo que pigmenta el esmalte.

¡Enemigo a la vista! El Sarro, ¿por qué aparece y cómo evitarlo?

Uno de los principales enemigos de nuestra salud bucal, y sobre todo cuando acabamos de realizarnos el tratamiento blanqueante, es el sarro. Este aparece cuando existe una escasa higienización dental por acumulación bajo encías. Además de este motivo, también es posible la aparición por culpa del ph salival. Si éste es menor de cinco, el entorno es favorable a la creación de la lámina.

¿Cómo puedo solucionar este problema? Uno de los mejores consejos es realizar un saneamiento bucal o bien hacer un curetaje dental limpiando bien en las encías con el raspado radicular. Al terminar este proceso es fundamental cepillarse los dientes por cada comida que se haga y emplear colutorios que contengan flúor. Existen posibilidades para eliminar el sarro por nuestra propia cuenta; comer frutas (las manzanas o el melón son excelentes decisiones). Por supuesto rehuir del tabaco y alcohol, ya que incrementan el riesgo de padecer alguna alteración de las encías. Pues ya hemos visto las prevenciones para evitar el manchado de tus dientes y evitar que pierdas tu estética dental, no te olvides nunca de tu cepillo y ¡SONRÍE!

0

Clínica Dental Javier Arroyo